lunes, 16 de noviembre de 2015

Crónicas del señor de la guerra de Bernard Cornwell

¡Buenas Tardes Lectores!
Hoy quiero comentarles sobre el primer libro de una trilogía, en esta oportunidad estoy hablando de: Crónicas del señor de la guerra, que está compuesta por:
1.   El rey del invierno
2.   El enemigo de Dios
3.   Excalibur.

Sólo he leído hasta ahora el primer tomo y debo  reconocer que me ha encantado. Si no he seguido leyendo la trilogía es porque no soy de leer sagas de corrido me gusta ir intercalando con otros libros. (Sí lo sé, soy extraña jeje)




El rey del invierno:  Los romanos por fin han abandonado Britania, y enseguida se ha desencadenado una lucha a muerte para cubrir el vacío de poder y, al mismo tiempo, los sajones aguardan en la frontera la ocasión para invadir el país. La muerte del rey supremo, Uther Pendragon, dejando como heredero al trono a Mordred, aún un bebé, no hace sino complicar la situación y acabar con el último atisbo de unidad. Sólo un hombre es capaz de hacerse cargo de la tutela del niño y evitar así que el reino caiga en manos de sajones o acabe arrasado por las luchas intestinas, y ese hombre es un hijo ilegítimo de Pendragon que vive en el exilio, un guerrero mítico protegido por el mago Merlín que responde al nombre de Arturo. Sumergirse en estas páginas es entrar en un mundo violento y despiadado, en una época convulsa de batallas, luchas y emboscadas, en las que de vez en cuando surgen personajes tan fascinantes como la reina Ginebra o el enigmático Lancelot, y el talento narrativo de Bernard Cornwell consigue que el lector sienta el peso de la cota de malla, oiga el fragor del combate y se lance a la carrera hacia un desenlace inesperado. En esta primera entrega de las Crónicas del señor de la guerra, Derfel, uno de los guerreros a las órdenes de Arturo que sirve de hilo conductor de la historia, adentra al lector en una época convulsa de sangre, fuego y acero.



Título: El rey del invierno.
Título original: The Winter king
Autor: Bernard Cornwell.
Género: Novela Histórica    
Número de páginas: 640



Este primer libro de la saga, es narrado por Derfel, un muchacho que está bajo la protección del gran Druida Merlín. Derfel va narrando su pasado a medida que escribe un libro para la reina Ygraine. En la historia va contando desde su vida en el pueblo de Merlín hasta que entra a los servicios de Arturo y deben defender Britania de las invasiones enemigas, no siempre esas invasiones son por parte de los sajones, sino muchas veces de otros británicos que desean el trono del rey, un rey que es tan solo un bebé.

Tanto Arturo, como Merlín, Morgana, Lancelot, etc son personajes que estamos acostumbrados a ver, ya sea en otras historias como en series de Televisión, dibujos animados o películas y la verdad, los personajes no son tan parecidos a como los había visto antes. Merlín, no es el típico mago de larga barba y bonachón que va protegiendo a Arturo.

Este Merlín, es algo más, digamos que tiene sus propios intereses y poco le importa la gente que lo rodea salvo que le ayuden a su propósito.

Cada personaje es exquisito, uno de mis favoritos es quizás Nimue, una de las "sacerdotisas" que están al servicio del gran Druida.

Dado que es una novela histórica y no de fantasía la magia no existe, aunque la gente en esa época estaba rodeada de supersticiones y tradiciones que entraban en conflicto con la nueva religión que venía a convertir a los paganos en creyentes, sí hablamos de la religión católica.

Es una novela muy amena y fácil de leer, no resulta tediosa en ningún momento, vas de emoción en emoción con cada relato de Derfel y más aún en los momentos de batalla. El nerviosismo que te agarra pensando que destino va a tocarle a cada personaje es insuperable, la dinámica y la fluidez en que están relatadas las batallas, te hace ser parte de ellas. Es una novela 100% recomendada para los amantes de este género.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 comentarios:

  1. Hola Yani Daniele:

    Yo no calificaría esta novela de histórica sino de fantástica. Es cierto que los personajes que intervienen en ella (Arturo, Morgana, Merlin, Lancelot y otros) nos son muy conocidos, pero todos ellos han nacido de la inventiva humana. Son todos ellos productos legendarios originados en la edad media inglesa; a nosotros nos llegaron a través de la literatura épica francesa, fundamentalmente gracias a Chretien de Troyes y su "Historia de los Reyes británicos" que, ya te digo, tienen de históricos lo que yo de Papa, o sea, nada.
    Es curioso -no es a la primera persona que le ocurre- creer que algunos mitos o ficciones son reales, ciertos, Considero que esto es la magia de la Literatura, que gracias a ella Arturo, Morgana, la Reina Ginebra, D. Quijote, Sancho Panza, el gran Gatsby, Madame Bovary... y qué sé yo cuántos más son para los buenos y grandes lectores más auténticos que los de carne y hueso que de verdad pasaron por este mundo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan Carlos

      Primeramente, muchas gracias por leer la reseña y comentar. Segundo, la categoría no la he elegido yo, sino que la he tomado de varias páginas, quizás lo más correcto hubiera sido ficción histórica, pero hay una razón para que sea considerada histórica y era un tema que no quise tratar porque al igual que me pasó a mí, siento que haber aclarado este punto le estaría sacando parte de la "sorpresa" que trae el libro. La historia del rey Arturo, no es un mito, sino una leyenda. La diferencia entre el mito y la leyenda, es que esta última tiene una parte de verdad.
      En la parte final del libro, viene un apartado titulado “notas del autor” y allí Bernard Cornwell pone un poco de claridad a este asunto. Al igual que vos, creía que Arturo era un personaje ficticio que en algún momento alguien creo y que se hizo popular a través de los años y sin embargo, al parecer no es tan así. El autor pone de manifiesto que existen historiadores que opinan que el personaje fue un invento y da las razones que tienen para creer eso, por otro lado también explica que otros historiadores creen que pudo ser un personaje real y cuáles son los motivos para dicho pensamiento.

      En palabras del autor:

      “No es extraño que la época artúrica de la historia británica se conozca con el nombre de los Tiempos Oscuros, pues contamos con escasa información sobre los hechos y las gentes de aquellos años. Ni siquiera podemos dar por sentado que Arturo existiera en realidad, aunque en líneas generales sí parece posible que un gran héroe británico llamado Arturo (Arthur, o Artur o Artorius) contuviera por un tiempo la invasión sajona en algún momento a lo largo de los primeros años del siglo VI.

      Así pues, El rey del invierno es un relato de los Tiempos Oscuros en que la leyenda y la imaginación deben compensar la falta de documentación histórica. De lo único que podemos dar prueba fehaciente es del contexto histórico más amplio: una Britania en la que aún están presentes las guarniciones, las vías y las villas construidas por los romanos, así como algunas de sus costumbres; pero también una Britania en rápido proceso de destrucción a causa de las invasiones y de las luchas intestinas. Algunos britanos ya han abandonado la lucha y se han asentado en Armórica, en la Britania gala, lo cual justifica la persistencia de los relatos de Arturo en dicha región de Francia. Pero para los britanos que permanecieron en su amada isla fue una época de búsqueda desesperada de salvación tanto espiritual como militar, y a tan desdichada tierra hubo de llegar un hombre que, al menos durante un tiempo, contuviera el avance del enemigo. Ese es mi Arturo, el gran señor de la guerra, el héroe que luchó contra adversidades imposibles hasta el punto de que mil quinientos años más tarde sus enemigos le aman y veneran su recuerdo.”

      Eliminar


    2. En cuanto a Madame Bovary de Flaubert, en algunas ediciones, como la que yo tengo de editorial Planeta de 1995, trae una pequeña introducción donde cuenta un pequeño “cotilleo” o “curiosidad” que dice así:

      “El 6 de marzo del año anterior, 1848, la mujer del médico de una aldea próxima a Ruán se había suicidado envenenándose. Maxime du Camp dice en sus Souvenirs que el médico se llamaba Delaunay y su mujer Delphine…”

      Al parecer Flaubert se basó en lo sucedido a esta pareja para escribir Madame Bovary, y según cuenta también más adelante en esta introducción, el autor decía no basarse en una historia real solo para respetar la memoria de la mujer fallecida, pero existe evidencia, ya sea por el hablar de amigos del escritor como sobre información hallada sobre la existencia de esta pareja que fortalecen la idea de que Flabuert se haya inspirado en una historia real, y Emma surgiera de todo eso.

      A veces las historias nos sorprenden a nosotros mismos, ya sea porque algo que pensábamos que era de una forma resulta ser de tal otra. En cuanto a los otros personajes populares que has nombrado, no he escuchado nada que pueda hacernos creer o dudar que solo hayan sido productos de unas mentes formidables, pero como siempre, algún día podríamos llevarnos una sorpresa.

      Besos y que tengas un excelente domingo.

      Eliminar
  2. Gracias por la reseña, soy muy fanática de los mitos artúricos, y no he podido leer nada que tenga una base histórica, así que me llama muchísimo el libro. !Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kenia
      Espero que le des una oportunidad a este libro, estoy segura que no te va a defraudar.

      Gracias por comentar. Saludos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Happy Cat KaoaniWaving Onion Kun