viernes, 30 de octubre de 2015

Ultima lectura: El wendigo de Algernon Blackwood.


Siguiendo con la temática de Halloween, he leído un cuento corto llamado El Wendigo, creo que muchos de nosotros hemos oído hablar de este ser tan misterioso, confundiendolo a veces con el sasquatch o pie grande. En esta historia que aparentaba ser algo de terror, terminó siendo algo más tipo terror psicológico, el miedo a lo desconocido, el miedo que experimentaba la gente ante la inmensidad de la naturaleza salvaje (hablo en pasado porque si bien aún adentrarnos en una selva y quedarnos solos creo que nos daría miedo, no es algo tan común que suceda como pasaba antes).



Sinopsis: El Wendigo (también conocido como windigo, windibum o witiko) es una criatura o espíritu propio de la mitología de los indios algonquinos y otros grupos afines culturalmente, que se supone habitaría en los bosques más septentrionales y profundos del continente americano. Aparentemente es una personificación de la llamada atávica —y la fascinación rayana en la locura— que los bosques profundos y la naturaleza más salvaje provoca en los hombres y, en su faceta más oscura, un mito para explicar la bestia en la que se puede convertir un ser humano cuando hace caso de dicha llamada.

   Aunque Blackwood escribió varias historias terroríficas, generalmente su obra busca provocar asombro, más que horror. Sus mejores historias son un prodigio de construcción, ambiente y sugerencia. (En el libro aclaran que esta explicación del Wendigo fue extraída de santa wikipedia jejeje)

En sí la historia es como que te va llevando, al ser tan cortita (solo 76 páginas) hay mucho preámbulo de descripción de las situaciones, del ambiente y lo que van sintiendo los personajes, hasta que al fin hace su entrada el misterioso Wendigo, pero esto es tan breve como que pierde la gracia. Sí tuviera que clasificarla le daría unas 3 estrellas y medias, solo porque me ha gustado la descripción del paraje desolado en medio de un bosque antiguo y aislado y el lago de las cien islas. Esa descripción es lo que le da vida al libro, lo que hace que te sientas como si estuvieras al lado del personaje viviendo por un instante lo mismo que él y esto fue justamente lo que salvo el libro de que lo terminada aborreciendo.
Como es muy corto, lo recomiendo porque no consume mucho tiempo y quizás a alguien le pueda  llegar a justar más que a mi.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. A mi me gustó muchísimo. Las historias cortas, especialmente las que tienen una ambientación como esta me fascinan. Por cierto, la edición que leí de El Ritual comienza con un epígrafe de Los Sauces, otro cuento del mismo autor, así que Adam Nevill, lo mismo que Lovecraft y otros escritores, quizás es admirador de Blackwood.
    Otra vez (y disculpa la molestia o el spam), te dejaré un link hacia la reseña que hice de este cuento en mi blog: http://darkmatterrd.blogspot.com/2015/11/resena-de-el-wendigo-de-algernon.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roger

      Nada de Spam, al contrario, me alegran tus comentarios. En cuanto a este libro tuve de a ratos super atrapada y por otro tanto me aburría, pero si le destaco la forma de describir el bosque y la sensación de aislamiento, soledad y luego de que hay algo acechando. Muchos autores reconocen la influencia de sus antecesores y como lo has dicho probablemente a Nevill lo haya influido Blackwood ya que las sensaciones que se transmiten en ambos libros son muy parecidos.

      Saludos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Happy Cat KaoaniWaving Onion Kun